Su rostro estaba apoderado de un brutal y severo acné. En 8 meses sanó gracias a su propio invento