Sus amigos lo enterraron borracho en la arena y lo olvidaron. Pasaron 9 horas y ni siquiera lo notó