Sus dueños lo mantuvieron atado con una cadena durante 15 años. Rescatistas descubren que es sordo