Sus hijos le pidieron un barco para Halloween. Luego de un año de trabajo, pudo cumplir sus sueños