Sus mejores amigos no son para nada típicos. Ni perro ni gato: ella adora a sus fieles gallinas