“Te amo cariño, pero no volverás de esto”, dijo Liam Neeson a su esposa antes de desconectarla