Tener músculo te hace “más difícil de matar” y este estudio lo demuestra