Tenía 5 años, una melena digna de león y miles de fans. Decían que sus padres la explotaban por fama