Tenía una enfermedad terminal pero no se rindieron. Ahora cuida gatitos huérfanos que son rescatados