Territorio al sur de Chile estará protegido de la caza por 20 años. Recuperarán la vida silvestre