Tiene 7 años y deberá cuidar de su hermano recién nacido tras la muerte de sus padres por COVID-19