Tiene 79 años, sus hijas la abandonaron y pasó 3 días sin comer. Desbordó de emoción en su rescate