Toy Story 4 no recaudó lo esperado en su debut. La nostalgia no fue suficiente para los fanáticos