Transforman lavadoras abandonadas en hogares para gatos callejeros en Portugal. Reciclan y dan techo