Tras 40 años, anciano casi pierde su negocio por culpa de la pandemia. Tuiteros le echaron una mano