Tras 5 años de cadenas y maltrato, su vida cambió radicalmente. Ella agradece con su mirada profunda