Travieso husky destroza sillón de su casa y todo queda registrado. Su cara de “yo no fui” lo delata