Tristán de Acuña: la isla habitada más remota del mundo. Menos de 300 viven a los pies de un volcán