Tal cual, ser amables y conscientes no cuesta nada. Darnos cuenta que no vivimos solos, que estamos rodeados de personas, animales y plantas, seres vivos que nos necesitamos. Por mucho que seamos una especie «dominante», la humildad jamás se puede ir.

Todo eso demostró el hombre que…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Turista se apiada de un mono sediento y le comparte agua de su botella. Ser amable no cuesta nada.

También te puede interesar:  Envió un dibujo a The New Yorker sin esperar mucho. Ahora es la portada y un poderoso símbolo

Seguir leyendo artículo en UpSocl.