Nos encanta pedir comida a domicilio, es uno de esos placeres de la vida que nos ahorran cocinar y aún mejor nos ahorra la necesidad de salir de la casa a ir a comprar algo. Sin embargo como nada es perfecto, siempre hay algo que puede dañar nuestra comodidad o la perfección de nuestro…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Un 28% de los repartidores reconocen haberse comido un pedido al ir a entregarlo, señala un estudio.

También te puede interesar:  En Canadá un hotel aloja a perros callejeros y los huéspedes los adoptan. Es inevitable encariñarse

Seguir leyendo artículo en UpSocl.