Es muy común el dicho “la curiosidad mató al gato“, pero en este caso lo podemos aplicar a que la curiosidad y ser goloso casi matan a este conejo. Esto porque un animal llamado Noodles, en su afán por conseguir sus dulces, quedó atrapado en un frasco de comida. 

Así lo cuenta su dueña…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Un conejo quedó atrapado en un frasco pero tenía mucha hambre como para asustarse. No quería salir.

Seguir leyendo artículo en UpSocl.