¿Quién no disfruta de una buena comida? No sólo las personas sabemos apreciar la comida, los animales también lo hacen.

Este pequeño y adorable gatito tiene mucha hambre y sabe que es la hora de cenar; y no va a parar de maullar hasta que su dueña le empiece a dar su delicioso biberón.

Seguir leyendo artículo en rolloid.

También te puede interesar:  20 Fotografías que demuestran que nuestros padres se lo pasaban mejor que nosotros de jóvenes