Un extraño cáncer amenazó su matrimonio una semana antes de la ceremonia, pero no se dejó intimidar