Un fotógrafo retrata a niños de todo el mundo junto a sus juguetes favoritos