Un gatito rescatado estaba enfermo y desnutrido. Una perrita lo ayudó a volver a estar fuerte y sano