Un grupo de ancianos en un gimnasio con cámara oculta demuestran que la edad es un estado mental