Un grupo de orcas heridas ha embestido a varios veleros en costas de Galicia. Tienen sed de venganza