Un hombre pakistaní que nació sin brazos, es estrella del snooker en su país. No se da por vencido