Un hombre planta 6000 robles tras la muerte de su esposa en una demostración de amor que se ve desde el aire