Un joven de 16 años se gasta miles de dólares para aumentar el volumen de sus labios hasta el límite