Un joven desaparece durante 10 días por culpa de una broma que le hicieron sus compañeros de clase