Un joven y sus amigos consiguen grabar el Kalavantin Durg, el camino con escaleras más peligroso del mundo