Un niño que odia los teléfonos se viraliza al contestar a sus padres