Un novio hace algo completamente surrealista mientras espera a su futura mujer en el altar