Un perro se sentaba solo afuera del local. Lo creían abandonado, hasta que ven el aviso en su cuello