Un río busca crear conciencia y «habla» para que no le arrojen basura. Varios se arrepintieron