Un tierno gato en China se convierte en famoso modelo de autos. Gana cifras millonarias por sesión