Un tuitero muestra lo que su madre se llevó del super y es de lo más rocambolesco de la cuarentena