Un usuario en Twitter compara las comunidades autónomas con las princesas de Disney