Una casa de 1700 se viraliza con unas imágenes sacadas de un cuento de hadas