Una diminuta ‘pelusa’ se viraliza causando terror y risas en todo Internet