Una fotografía de vacaciones en la playa se convierte en el centro de las críticas por su visible error