Una morsa se echa la siesta en un iceberg y se despierta en la costa irlandesa

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

El día a día puede resultar agotador, por lo que una siestecita de vez en cuando nunca viene mal. Se dice que las siestas son reparadoras, pero en ocasiones nos levantamos más agotados que antes o incluso bastante desorientados, sin saber en qué día y lugar estamos. Este es el caso de la…

Ahora puedes leer el artículo de La Voz del Muro sobre Una morsa se echa la siesta en un iceberg y se despierta en la costa irlandesa.

Seguir leyendo artículo en LaVoz del Muro.

Ir arriba