Una mujer acaba en los tribunales después de una visita médica rutinaria