Una mujer y su amante pidieron un Uber para ir a un hotel y cuando vieron al conductor… se lió