Una pareja de misioneros consigue tener unos trillizos muy peculiares