Una pareja está recreando momentos icónicos de películas durante la cuarentena