Una técnica se viraliza al tirar del dedo anular durante unos segundos