Una vecina escribe una carta por los gritos de un vecino que juega a videojuegos