Unas 200 tortugas marinas fueron liberadas en alta mar. Las rehabilitaron para volver a su hábitat